Industria textil

La industria textil se centra en el diseño, la producción y la distribución de hilos, tejidos y prendas de ropa. Las materias primas que se emplean en este sector son tanto naturales como sintéticas. En esta industria, los compresores de aire llevan a cabo casi todas las operaciones realizadas en las plantas de fabricación. Los compresores resultan necesarios para el control preciso de las válvulas y los cilindros neumáticos, los telares de chorro, las hiladoras, las máquinas de coser y las pistolas de aire con el fin de producir las prendas que se visten en todo el mundo.